Anytime fitness

Beneficios para la salud de los mariscos: ¿Qué tipo de mariscos es el más nutritivo?

27/09/2019

post Beneficios para la salud de los mariscos: ¿Qué tipo de mariscos es el más nutritivo?

Es posible que estés familiarizado con el cangrejo real, el salmón real o las ostras reales, pero ¿existe una criatura marina que sea realmente la reina en lo que respecta al valor nutricional? Según las Pautas dietéticas, comer un tipo de mariscos sobre otro no es el objetivo final. Más bien, es la variedad y la regularidad de comer mariscos lo que le proporciona una nutrición adecuada. Algunos mariscos son ricos en esos omega-3 tan preciados, mientras que otros son bajos en mercurio. Y, por supuesto, las cantidades de otros nutrientes esenciales que se encuentran en los mariscos dependerán de la fuente.

Ser consciente de esto es clave para maximizar sus beneficios para la salud y disminuir el riesgo de enfermedad. No todos tenemos la suerte de vivir cerca del agua, por lo que el acceso a mariscos frescos puede ser un desafío. Y el conocimiento de cómo prepararlo es otro asunto. ¡Pero lo cubrimos con información nutricional cuando se trata de seleccionar mariscos para comer! Aquí hay siete razones por las que es maravilloso para tu dieta.

1. Los mariscos son una gran fuente de proteínas.

Necesitamos alimentos ricos en proteínas en nuestra dieta para ayudar a desarrollar y reparar los músculos. Estos alimentos tienden a ser ricos en nutrientes, lo que significa que proporcionan muchos nutrientes en menos calorías, lo que siempre es una ventaja. Los alimentos como los mariscos que tienen muchas proteínas tienden a tener también otros nutrientes esenciales, como zinc, vitaminas B, selenio, colina, fósforo, cobre, vitamina D y vitamina E (que varían en cantidades según la fuente).

2. Los mariscos son una buena fuente de hierro hemo.

Una ventaja de consumir proteínas de origen animal como los mariscos es la presencia de hierro hemo, que es más biodisponible que el hierro no hemo presente en las proteínas vegetales. Esto significa que el hierro, que desempeña un papel importante al transportar oxígeno en la sangre por todo el cuerpo, se absorbe mejor y más rápidamente de fuentes como los mariscos. Las ostras, la almeja, el salmón y el atún contienen algunos de los niveles más altos de hierro en la categoría de mariscos. Es posible que las mujeres quieran prestar especial atención a este hecho, ya que tienden a correr mayor riesgo de tener bajo contenido de hierro.

3. Comer una variedad de mariscos es lo mejor.

Al igual que la recomendación para el consumo de frutas y verduras, comer una dieta variada de mariscos le permite obtener la mayor exposición a nutrientes importantes. El objetivo es maximizar su nutrición y minimizar su exposición al mercurio. Comer una variedad de mariscos 2-3 veces por semana en porciones de 3-4 onzas hace exactamente eso. Si le preocupa limitar su exposición al mercurio, elija mariscos como salmón, camarones, abadejo, atún, tilapia, bagre y bacalao.

 

4. El consumo de mariscos se asocia con un menor riesgo de obesidad.

Los mariscos tienden a ser una fuente magra de proteínas, por lo que son nutricionalmente densos y bajos en grasa (según el método de preparación). La proteína también es saciante, dejándote sentir lleno por más tiempo, lo que te ayuda a mantener un peso corporal saludable. Pero la preparación importa. Para maximizar los beneficios para la salud, elija sabiamente y sea creativo, enfocándose en algo delicioso, pero también bajo en grasas y calorías. Pase las papas fritas empanadas y opte por mariscos a la parrilla, asados, a la parrilla, horneados o salteados. Experimente con especias, hierbas y cítricos que agreguen poca o ninguna caloría, pero mucho sabor para complementar el sabor natural de los mariscos.

5. El consumo de mariscos disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.

Los mariscos son ricos en grasas que hacen que el corazón sea saludable. De estas grasas insaturadas, el marisco es probablemente más conocido por ser una buena fuente de omega 3-s. Estas son las grasas "buenas" que aumentan el colesterol HDL, disminuyen los niveles de triglicéridos y disminuyen la acumulación de placa que puede causar bloqueos en el corazón. El salmón, las anchoas, la caballa, las sardinas, el atún y las ostras son los más ricos en omega-3, así que intente incorporarlos a su dieta regularmente.

6. El consumo de mariscos produce resultados positivos para la salud infantil.

Ya sabemos que los mariscos aportan grasas saludables a la dieta en forma de omega-3. Es el consumo de omega-3 durante el embarazo lo que se ha demostrado que juega un papel importante en el crecimiento y desarrollo del niño antes del nacimiento, particularmente para los ojos y el cerebro. Las mujeres embarazadas y lactantes deben incorporar los mariscos a su dieta regularmente, prestando especial atención a los niveles de mercurio (que deben ser bajos). En general, los beneficios de consumir alguna forma de mariscos superan los riesgos.

7. Los mariscos no son solo para los ricos.

Comer mariscos no tiene que ser lujoso y costoso. Puede ser consumido incluso por aquellos con un presupuesto. Si está preocupado por el dinero, considere las fuentes enlatadas de mariscos o cómprelo a granel en un minorista mayorista. 


Fuentes: 

Seafood Recommendations from the Dietary Guidelines / Fish: What Pregnant Women and Parents Should Know / Choose My Plate: 10 Tips: Eat Seafood Twice Per Week / What Kind Of Seafood Is High in Iron? / Seafood Nutrition Partnership / Fish and Omega-3 Fatty Acids

Por : Carly Sippel en Nutrition, 20 de agosto de 2019

Disponible en: http://blog.anytimefitness.com...